Sombra corazón

Corazoncito, corazoncito,
si tú fueses de plata
yo arbolito.

Corazón cuerdo, corazón cuerdo,
con razón andan sueltos
lentos recuerdos.

Corazón fuerte, corazón fuerte,
después de la tormenta
vendrá la suerte.

Corazoncito, corazoncito,
si yo te amase siempre
tú arbolito.

Autor: Javier Benítez Láinez

Docente de español en el Centro de Lenguas Modernas de la Universidad de Granada

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.