Sombra 3.0

Cada vez que mi móvil

gorjea como un pajarillo, salgo

a la puerta de casa

por si se adelantó la primavera,

por si los diminutos comisarios del cielo

traen noticias de ti, lo que es inútil:

los pájaros, cabrones,

-que diría el poeta- van a su aire.

 

El pío-pío eléctrico

solo me avisa de un retweet o afirma

que tengo nuevos seguidores, gente

que ni conozco, extraños en la red,

corazones dolidos o solitarios lobos

tres punto cero en incesante búsqueda

del cotilleo afín,

de la noticia última.

 

Sé que soy un iluso

esperando encontrar entre seudónimos

– #casiperono, #blackcat400 –

indicios que me lleven

de nuevo hasta tus labios.

Lo sé, de nada sirven

todas estas señales

si se extinguió la fuerza del deseo,

y ni redes sociales

ni sombras tecnológicas

serían suficientes

para hacerte volver;

aunque de todas formas

te he agregado a mi Facebook

como amigo de amigo,

escucho tus canciones en Youtube,

comparto Spotify

y observo tu ventana,

cerrada día y noche,

por si acaso regresan

los vencejos aquellos

y me dicen que han visto

tu pelo entre visillos

y tus ojos color de miel vertida

mirando hacia mi patio.

 

Así hoy me descubro,

en este siglo aciago,

esperando milagros cibernéticos

y el trinar de los pájaros al viento.

Author: Javier Benítez Láinez

Docente de español en el Centro de Lenguas Modernas de la Universidad de Granada

One thought on “Sombra 3.0

  1. ¡Vaya! Esta vez, además de sorprenderme, has conseguido que varias artes se entremezclen en mi cabeza, dejándome «shocked»: tinta, papel, el misterio de la tecnología cibernáutica + el arte de crear, escribir, relacionar, oír y ¿por qué no?, el modo de haber amado…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.