Casablanca, postal del cielo

(Sobre el título de un poema de Jaime Gil de Biedma)

 

Si alguna vez pudiera recordarnos

sin tener que mirar fotografías

la luz de la medina en donde nos perdimos

por segunda vez, por segunda vez

bajo el cántico oculto del almuédano

y la luna surgiendo entre nosotros

como testigo fiel

o compañera última de tanta intimidad,

si alguna vez entonces

una ciudad distinta me rodea

con sus brazos de mar

y triste y silenciosa me confiesa

de qué manera, amor, de qué manera

te dan por fallecida palabras que no llegan,

palabras que no llegan y en Casá

esta postal y un cielo con tu nombre.

Imagen
Foto de © Maria Jose Rodriguez Fernandez

Author: Javier Benítez Láinez

Docente de español en el Centro de Lenguas Modernas de la Universidad de Granada

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.