Pensamiento

The sun-comprehending glass,
And beyond it, the deep blue air, that shows
Nothing, and is nowhere, and is endless.

Philip Larkin

Cuando salgo a la calle en plan explorador

y he cambiado mis gafas de ver

por otras tan oscuras como que nada veo,

y pienso que a la vez yo no soy visto,

y ando absorto en mi mismo dejándome llevar

o como que siguiendo a un guía del diablo

a través de la rápida medina que lleva al bosque,

y de reojo miro a la gente, y sé que son de fuera

por las ropas que visten y el modo en que caminan,

y me siento vulgar entre la muchedumbre

-todos somos iguales en cualquier sitio y en cualquier idioma-,

y lo que tanto importa también nos alinea,

y entonces me hace falta sentir la inmensidad,

escapar del barullo de las falsas miradas,

sortear los ruidos huyendo hacia el murmullo balsámico del agua,

y entonces sí, pararme a descansar

al lado de una fuente, beber, respirar,

distinguir el piar que viene de los árboles,

la compenetración del sol con los saltos del agua,

y levantarme erguido para tomar las riendas de mis propios pasos,

dejo atrás la colina y ando hacia los jardines

donde quizás me cruce con los pavos reales,

en una de sus huertas me sentaré a la sombra de un almendro,

leeré algunas páginas de un libro,

y cuando mire al cielo en un descanso, vea la sierra al fondo,

recuerde lo pequeños que somos y lo solos que estamos,

me enfrentaré a mi propio pensamiento

y entenderé que habrá merecido la pena

el haber intentado siquiera conocerte.

Anuncios

Author: Javier Benítez Láinez

Docente de español en el Centro de Lenguas Modernas de la Universidad de Granada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.