Sombra asesinada

 

 

Porque la quise, sí,

porque la quise,

porque no sé qué cielos

toqué con ella,

ni que infierno tan dulce

inmerecido

dejó que conociera,

ya me asesino,

porque la quise, sí,

como un castigo

ya me llevo los sueños

y los suspiros

ya me arranco la pena,

ya me la quito,

que se la lleve el viento

con un quejío,

porque la quise, sí,

porque la quise

con los cincos sentidos

mi asesinada sombra

huye del frío.

Un comentario en “Sombra asesinada

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s