En un encuentro (Casa enlutada)

En un encuentro

 

A Manolo y Pepe, que llegan desde la infancia

 

Amigos, perdonadme de antemano

este abusar de vuestro justo juicio

pero temo caer en precipicio

y quiero oír vuestro saber humano.

 

Los tres juntos hacemos un hermano,

rey de las tetas, sargento Acaricio

y un rimador con ya cierto artificio

que sus penas os canta en el rellano

 

de su casa enlutada. ¿Acaso puede

un hombre desgarrado recibir

con albricias , con vítores, con palmas,

 

enmascarando su tristeza adrede

tras ver su corazón partir, partir,

partir como una barca en olas calmas?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s