Solo soledad

Te hablo a ti, soledad, porque sé que me escuchas,

porque sé que apareces cuando llega la albada,

cuando busco tu rostro apoyado en la almohada

para hallarte entre sueños. Acaso como en muchas

 

madrugadas despierto terriblemente solo,

me he acostumbrado a hablarte tan solo con silencio,

solo con las miradas que en las fotos me agencio,

solo sin soledad la soledad que imploro.

 

Te llamas soledad. Te gustan los trasnoches.

Eres la amante fiel del inquieto desvelo

de millones de seres. No, amor, no son reproches.

 

Es en ti donde encuentro lugar para el consuelo

que me ofrece la página al calor de tus noches.

Y es otra soledad la causa de mi anhelo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s