Sombra celosa

Tengo celos de mi, de ese otro yo

a quien querías y que nunca, nunca

me presentaste, a quien ninguno oyó,

el que ha dejado mi autoestima trunca.

 

Tengo celos del sol porque calienta

tus femeninos sueños y ambiciones

guiando hacia las sombras mi avarienta

ilusión de caderas sin cañones.

 

Tengo celos de mi, pero te digo

que ese yo de quien hablas ya no existe,

que como pago a su ceguera triste

 

por torpeza de amor sufre el castigo

de quien no supo ver felicidad

tras las tinieblas de la soledad.

Anuncios

Author: Javier Benítez Láinez

Docente de español en el Centro de Lenguas Modernas de la Universidad de Granada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.