Sombra celosa

Tengo celos de mi, de ese otro yo

a quien querías y que nunca, nunca

me presentaste, a quien ninguno oyó,

el que ha dejado mi autoestima trunca.

 

Tengo celos del sol porque calienta

tus femeninos sueños y ambiciones

guiando hacia las sombras mi avarienta

ilusión de caderas sin cañones.

 

Tengo celos de mi, pero te digo

que ese yo de quien hablas ya no existe,

que como pago a su ceguera triste

 

por torpeza de amor sufre el castigo

de quien no supo ver felicidad

tras las tinieblas de la soledad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s