Sombra desenamorada

No quiero que me digas que me quieres,
ni digo yo que quiera que me quieras.
Lo que quiero es quererte hasta que vieres
que el amor es etéreo aunque lo vieras.

Que el amor es etéreo, y si quisieras
rescatarlo de olvido y desplaceres
deja que te lo entreguen mis quimeras,
mis prisioneros sueños, mis quereres.

No imagino vivir sino a tu lado,
no imagino otra noche que tu noche
ni una casa sin sol por el pasillo.

Envejecer contigo es tan sencillo
que dudarlo sería tal derroche
como negar mi voz de enamorado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s