El soldado

Se aproxima una guerra.


Lo radian en directo,

se cuela por las fibras de internet.

En el bar de la esquina

sabe a café con leche.

Los que vivieron una

se quejan por lo bajo.


Se aproxima una guerra.


Los fantasmas del barrio

intentan avisarnos

con enfadadas sombras de ambulancias vecinas

que silban su agonía de sangre en la cabeza.


Se aproxima una guerra.


Quizás todo es mentira y esta noche

no suenen las sirenas de la muerte,

y estés conmigo aquí,

bailando entre trincheras

la mazurca de amor del buen soldado.


Se aproxima una guerra.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s