El poeta

En la estación de trenes,

en el panel metálico

que anuncia los retrasos

y le señala el norte,

en las pantallas de los aeropuertos,

cuando no sabe

si esperar la llegada

o iniciar el viaje,

en su cuarto vacío,

el hombre solo.


Es un hombre que escribe cada noche,

sobre el mismo papel y con la misma luz,

la historia de sus sueños

en versos que parecen de verdad.


Son todas sus mentiras.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s